Las marchas procesionales en España se diferencian en cuatro grande categorías: Las Bandas de Música, Cornetas y Tambores, Agrupaciones Musicales y Capillas Musicales.

Las Bandas de Música [BM] es el género más antiguo y popular de este estilo musical y que data de mediados del siglo XIX donde podríamos afirmar que el padre de esta categoría es José Antonio Cándido Gabaldá y Bel, director de la Guardia Real de Madrid y que fue el pionero en componer marchas fúnebres expresamente para la Semana Santa.

Las Bandas de Cornetas y Tambores [CT] son el segundo género más seguido y que data de 1918, fecha en la que Alberto Escámez López, considerado el padre de este estilo musical comienza a componer para la banda del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga las primeras marchas para cornetas a 4 voces siendo de origen militar y dedicadas al acompañamiento de desfiles y procesiones religiosas.

Las Agrupaciones Musicales [AM] nacen de la mano del compositor Manuel Rodríguez Ruiz y que evolucionó desde la década de los 70 con la Banda de Soria 9, y que evolucionó el estilo iniciado por la Guardia Civil de Eritaña para asentarse con la banda de María Magdalena del Arahal (Sevilla) convirtiéndose en el punto medio entre la Banda de Cornetas y Tambores con la Banda de Música siendo una mezcla entre el sonido militar y la musicalidad de ambos estilos.

Las Capillas Musicales [CM] nacen y evolucionan en la Sevilla del siglo XVIII, cuando Francisco de Paula Solís, ministril de la Capilla Musical de la Colegiata del Salvador, compone las saetas del Silencio para dos oboes y fagot pero no fue hasta 1918 cuando Vicente Gómez-Zarzuela evoluciona este estilo tras las composición de los famosos Motetes al Santísimo Cristo de la Coronación, instrumentados para cuarteto de viento madera evolucionando las mismas a un cuarteto formado por flauta travesera, oboe, clarinete y fagot.