Aunque en España tradicionalmente es el lugar en el mundo donde más composiciones se realizan a la hora de dar musicalidad a sus cortejos procesionales, existen numerosos lugares en el mundo donde esta tradición se realiza de igual modo de forma ancestral.

Destacan países como Italia (Marcia Fúnebre) o Guatemala (Marcha Fúnebre) que cuentan con un extenso repertorio de marchas utilizados para sus cortejos procesionales y que gozan de un gran valor histórico y artístico autóctono aunque con estructuras musicales muy distintas a lo que hoy se conoce como las marchas procesionales españolas.

En otros países como Malta (Funeral Marzu), Portugal (Marcha de Procissão) y Perú (Marcha Fúnebre) las marchas procesionales también gozan de gran popularidad e incluso importan marchas españolas o guatemaltecas para sus distintos cortejos procesionales.

También existen composiciones musicales compuestas en numerosos países de Latinoamérica y de Europa occidental, aunque si bien no existe tanta tradición en la realización de procesiones si son usadas para cortejos fúnebres o de funeral, como las (Funeral March) que se han compuesto a lo largo de la historia en distintos países europeos.